viernes, 24 de agosto de 2012

La importancia del deporte para enseñar liderazgo


Siempre he escuchado distintas opiniones sobre el liderazgo, si el líder nace o se hace, si el liderazgo es algo innato que se va desarrollando con el crecimiento de la persona o es algo que se puede aprender.

Humildemente, yo creo en ambas posturas, existen personas que nacen siendo líderes y van fortaleciendo esa habilidad con la experiencia y con las enseñanzas que nos da la vida. Otros van adquiriendo esta habilidad gracias a la transferencia de conocimientos de otras personas, o por medio de lecturas u observación de terceros actuando en su día a día.

Existen lideres positivos que suman cosas buenas a aquellos que los rodean, otros, se les pueden llamar lideres negativos para denominarlo de alguna forma, son aquellos que mediante conductas negativas van guiando a grupos a realizar actividades indebidas que no son aceptadas por la sociedad.

Vamos a enfocarnos en el liderazgo en forma general, y en lo positivo, ya que existen tantos tabloides que nos han inundado la cabeza de hechos negativos que no quiero tratar aquí porque entiendo que no suman nada a la sociedad.

No existe un mejor liderazgo que aquel que puede proporcionar Papá y Mamá en un hogar, donde uno es quien escarmienta y regaña al hijo cuando comete algo indebido y por otro lado está la madre que consuela, explica e indica al hijo porque ese regaño fuerte por parte del padre o viceversa.

Y con esto introducimos el tema del que les quiero hablar, los ejemplos de liderazgo que nos brinda el deporte y que podemos aplicarlo en la vida diaria como en nuestras labores profesionales.

A nivel de deporte, uno de los principales lideres en una competición por equipo ha sido Michael Jordan, a quien se le han dedicado muchos libros sobre liderazgo por su entrega y la forma en que éste llevó su equipo a ganar múltiples campeonatos con una forma de dirigir que puede ser aplicada en cualquier planta operativa del mundo.

El ceño fruncido de Jordan en reprimenda por las malas actuaciones de sus compañeros ha dado la vuelta al mundo y es un signo de liderazgo por excelencia en los Estados Unidos. Es innegable que esto funciona en los deportes de alta competición, donde los deportistas tienden a tener mejores beneficios que los dirigentes y gerentes generales que conforman los equipos.

Tiene que existir un líder dentro del equipo, alguien que tenga la potestad de llamar la atención a sus compañeros y que predicando con el ejemplo les indique como deben hacer las cosas correctas y les exija que den el máximo dentro de las tareas que tienen que realizar.

Sin embargo, no todo es regaño y alguien debe ayudar a esa persona a corregir lo que está haciendo y decirle que todo estará bien. En nuestro ejemplo, esa personificación estaba en manos de Scottie Pippen, el líder emocional del equipo de Chicago, el más querido en los camerinos, aquel que se integraba con el grupo y que luego de las reprimendas de Jordan aconsejaba a los compañeros e indicaba que estaban haciendo de forma incorrecta.

Según Phill Jackson, "En los Bulls", dice Jackson, "[Scottie Pippen] probablemente era el jugador más querido por los demás. Se integraba. Podía sacar lo mejor de los jugadores y comunicarse mejor. El liderazgo, el auténtico liderazgo, es uno de sus puntos fuertes. Todo el mundo diría que Michael es un gran líder. Lidera con el ejemplo, con reprimendas, con palabras duras. El liderazgo de Scottie era igualmente dominante, pero es un liderazgo de palmadas en la espalda, de apoyo".

En el libro “Dream Team” de Jack McCallum indicaba unos comentarios de Pippen sobre la química del equipo:

"Para mí, nuestro equipo siempre fue una cosa de química", dice Pippen, "y nunca pudimos desarrollar la química por Michael. Él no creía en sus compañeros. Fue difícil para nosotros. Nos acusaban de quedarnos parados mirando porque él siempre... hacía la Kobe". Kobe Bryant es conocido por utilizar la misma forma de liderazgo que hizo famoso a Jordan, aquel que reprende, castiga y enseña con su actuación.

"La llegada de Phil [Jackson] hizo toda la diferencia para Michael. Phil lo convenció de creer en sus compañeros, y creo que yo fui el primero en quien Michael realmente confió. Ya no teníamos que preocuparnos de que Michael viniera a jugar uno contra cinco. Simplemente podíamos jugar".

Como hemos visto, existen distintas formas de liderar, solo le expongo dos formas que juntas han sido de lo mejor, lo mismo que significa Papá y Mamá para los niños y aquello que hemos visto en las películas de policía, donde hay un policía bueno y uno malo para sacar la información a los que son investigados.

Si quieres ser un buen líder, debes intentar que tus compañeros confíen en ti, que tengan confianza en tu persona y que puedas integrarte como uno más en el grupo de trabajo. Pero, también deben predicar con el ejemplo, tratar de hacer las cosas lo mejor posible, hacer bien lo que criticas y cuando tengas que regañar notarás que tu equipo te va a admirar y respetaran mas que a nadie.

No hay comentarios: