martes, 7 de enero de 2014

El desorden en República Dominicana, un negocio fructífero

Estos días tuve unos fuertes dolores de cabeza con el proceso de la emisión del marbete de la revista de vehículos por el gran desorden en logística que existe en el proceso. Luego de indicar que la fecha limite de renovación era al final del año 7 días antes y con un 70% de los vehículos sin marbete. Un gran dolor de cabeza para gran parte de los dominicanos, y un craso error del director de la DGTT que no sabia en que problema se estaba involucrando.

Vamos a citar los distintos errores del director de la DGTT, Luis Estrella:

1 - No tener una logística clara de como realizar las verificaciones de los automóviles.
2 - No contar con un personal adecuado para tales tareas.
3 - No tener los puntos y facilidades para realizar los chequeos en distintos puntos del país, especialmente de Santo Domingo.
4 - Involucrar a otros organismos gubernamentales en su problema, tratando de dejar sus problemas a que otros lo resuelvan, esto con la solicitud de que AMET debía hacerse cargo de eso y que la DGII debía realizar la mismas verificaciones que ellos deben hacer, cuando la DGII solo cobra un impuesto a circular.
5 - No documentarse de los inconvenientes que estaban sucediendo en los distintos puntos y no prepararse para la ola de personas que se iban a dar citas, como podía ser la contratación de personal temporal para ayudar en temas de logística a sus empleados o servir de soporte.
6 - No pudo pensar que AMET no podía ni debía hacerse cargo de un problema ocasionado por su negligencia y que estos no cuenta con los recursos para realizar este tipo de operación.

7 - La pregunta del millón de pesos sería, por qué no dejarlo el año completo como implica la ley sin prórroga y solo hacer cumplir la ley de forma organizada?

En medio del caos pude visualizar como empleados de la DGTT estaban realizando ventas ilegales de revistas a precios de 1,500 pesos dominicanos, sin contar que aparte de la larga fila, un promedio de 6 a 7 horas por vehículos, el personal que te brindaba el servicio te solicitaba dinero adicional.

Eso me trajo a la memoria los problemas eléctricos que han afectado nuestros país por décadas sin tener una solución al mismo, los problemas con la recogida de basura, los problemas en las vías de comunicación, la cédula electoral, etc donde el desorden ha sido una fuente de riquezas para una pequeño grupo de personas en nuestro país.

Con la intervención del ministro de obras públicas en las últimas declaraciones y el silencio del director de la DGTT queda demostrado que éste último se equivocó y que sus declaraciones no fueron acertadas. Gracias a Dios, han rectificado y movido para el 31 de enero del 2014 la fecha limite para sacar el documento. Además, abrieron una decena de puntos adicionales para realizar la verificación de los vehículos.

Algún día cambiaremos, dejaremos de solicitar prorroga para adquirir documentos o establecer una nueva metodología impuesta por ley, mientras tanto, son las autoridades públicas los únicos que se benefician de todas esas acciones no publicitadas, desconocidas por muchos, que solo a última hora salen a avisar para formar su desorden y hacer su diciembre.

1 comentario:

Edmund dijo...

una verguenza para nosotros (los dominicanos) debemos mandar spy espias para que '' chivateen'' a esos degenerados !