jueves, 7 de marzo de 2013

Que sucede con la educación dominicana luego del 4%

Durante casi tres años el pueblo dominicano estuvo unido en una misma causa por primera vez en mucho tiempo, en conseguir un 4% del PIB para la educación de nuestros jóvenes. El presidente entrante, Danilo Medina cumplió una de sus promesas haciendo posible destinar ese porcentaje del presupuesto nacional al ministerio de educación a partir del enero de 2013.

Hasta este punto todo ha sido positivo, sin embargo, en muchos dominicanos sigue existiendo dudas; ¿que va a pasar con ese dinero?¿cómo se va a invertir ese dinero?¿cuál es la planificación presupuestaria para evitar que ese dinero sea derrochado?¿cómo los dominicanos podremos auditar que nuestro dinero se encuentre bien invertido?

Esas y muchas otras preguntas nos hemos hechos desde que inició esta lucha con el gobierno y fue una queja que tuve desde el principio y que la manifesté por distintas vías a través de las redes sociales y por este mismo blog.

Ahora nuestros maestros celebran ese 4% con huelgas constante exigiendo un aumento salarial, que personalmente entiendo que muchos no se han ganado, ya que el hecho de que solo un 0.6% aprobaran las pruebas nacionales de básica durante el período 2011-2012 debe ser señalado como una vergüenza para el gremio de la ADP (asociación Dominicana de Profesores)
y eso, sin contar, que solo un 1.4% en total de todos los estudiantes de básica y media lograron aprobar los exámenes a nivel nacional y es algo que debe llamar a revisión a este gremio como a la sociedad. ¿Debemos premiar a esos maestro porque solo un 1.4% aprobaran las famosas pruebas nacionales? ¿qué herramientas de evaluación tiene la ADP y el ministerio de educación para calificar esos maestros?

Tenemos que comenzar a exigir, pero debemos hacerlo con bases, preguntarnos que haremos luego con X situación si sucede, porque tenemos un 4% para la educación y no tenemos la mínima idea a donde van a destinarse esos fondos y como serán administrados.

Los maestros tienen y deben ser evaluados y sus aumentos salariales deben estar amarrados a esas evaluaciones, como sucede con cualquier empleado de una empresa privada, si no logra obtener los resultados esperados, lamentablemente debemos desestimarlos y comenzar a preparar una nueva generación de docentes que puedan llenar esas plazas.

No obstante, para aplicar esta sugerencia, se necesita planificación y un mayor esfuerzo de las entidades no gubernamentales, del mismo gobierno y de la sociedad dominicana para evitar que nuestro dinero vaya a parar a manos equivocadas, ya que la carga impositiva es cada día más fuerte y sería penoso ver como este dinero se nos esfuma de las manos.

1 comentario:

Edmund dijo...

Para mi que estados unidos no ha querido intervenir porque le combiane que seamos ignorantes asi nos pueden seguir con spy y cosas asi.