domingo, 3 de julio de 2011

Relaciones públicas o publicidad, que ofrece mayores beneficios a las corporaciones

Las personas más allegadas a mi saben que he tenido la oportunidad de laborar para distintos tipos de empresas, ya sea directa o indirectamente, lo que me ha ayudado a visualizar el contorno económico desde una perspectiva más global y abierta. He pasado de laborar como auxiliar de contabilidad a analista de estadística de sector turístico, luego en una empresa que procesaba reportes crediticios, más tarde a trabajar con el sector inmobiliario, después al monitoreo de relaciones públicas y publicidad y por último a la transferencia electrónicas de informaciones médicas .

Sin embargo, solo uno de todos estos trabajos, después de mi carrera (informática), me ha llamado sustancialmente la atención, las relaciones públicas y la publicidad. El trabajar en esta clase de negocio me enseño lo importante que son estas dos categorías para fortalecer una determinada organización.

Las organizaciones se apoyan bastante en la publicidad en su búsqueda de ser más competitivas dentro del sector donde se manejan. Este medio les sirve para mantener a la población informada sobre los productos y servicios que ofrecen y es uno de los principales vías de captación de clientes (no importa al mercado que se dirige la misma). Esto se puede aplicar a nivel personal si se desea, hay que saberse vender sin importar que tan buen profesional usted sea.

Con los años la publicidad se ha integrado a nuestra forma de vida, y eso nos hace quizás muy vulnerables a ella ya que se encuentra asumida por la mayoría de nosotros. Sin embargo, muchas personas se sienten incómodas con la publicidad ya que se sienten saturados por la misma lo que está provocando que esta no tenga el mismo impacto en quienes la reciben.

Se ha trabajado arduamente en intentar que la publicidad llegue a su blanco de público de una forma indirecta, trabajando más con el subconsciente, para así lograr una mayor aceptación. Sin embargo, de forma inconsciente el público ha comenzado a ignorarla haciendo que las empresas busquen nuevas alternativas de captación de clientes.

Y aquí es donde entran las relaciones públicas, el nuevo método utilizado por las empresas para atraer nuevos clientes, pero siendo un poco más directo, vendiendo la empresa a un nivel superior que el propio producto, es decir, tratando de que los clientes se identifiquen con la empresa más que con lo que esta comercia. Laborando en la empresa de monitoreo de publicidad, pudimos denotar como las empresas requerían algo más que monitoreo de publicidad, ya no solo querían saber cuántas veces pasaban su comercial en la radio, televisión o medios escritos, deseaban saber cuántas menciones se realizaban a sus empresas y sus figuras principales.

A partir de esa experiencia, y luego de muchas investigaciones personales, vi como las empresas estaban creando estructuras para manejar las relaciones públicas, pasando a conformar departamentos que no eran dependencias de otros.

En nuestro país he visto como grandes empresas han destinado parte de su presupuesto a las relaciones públicas, aquí se celebran actos de todos tipos que van desde un coctel en un importante restaurante local a alguna caminata multitudinaria, así como aportes a alguna que otra institución benéfica. Esto sumado a que por medios de los departamentos de relaciones públicas, las empresas le dan seguimiento a sus inversiones realizadas por medio de responsabilidad social, que todos sabemos que estas se aprovechan de sus donaciones y ayudas a distintas causas para promocionarse a sí mismas.

Eso es lo que hoy me ha mantenido atado a darle seguimiento a este tipo de negocios, la forma atractiva en que se presenta un producto, como se vende una empresa simplemente haciendo un bien social que puede ayudar a miles de personas y que pueden dejar impregnado su sello en un determinado público.

Agradecimientos a la mi esposa, Miledys Taveras por la ayuda brindada en la revisión de este artículo.

No hay comentarios: