jueves, 26 de mayo de 2011

Diferencia entre sueldos de figuras públicas y empleados corporativos

Hace una noche estaba conversando con mi esposa sobre el modelo de negocio que se aplica que se aplica en los deportes como el béisbol y baloncesto donde la paga que reciben los empleados es muy distinta a lo que vivimos los simples mortales que laboramos en una corporación.

En un equipo deportivo hay posiciones muy reconocida, como es el jugador, el dirigente, el gerente general, el director de operaciones, los scouts de avanzadas, el presidente del equipo y asesores. En este tipo de negocios, es irónico que el jugador es el percibe el mejor sueldo, ganando más que el dirigente es su jefe. El dirigente cobra más que el gerente general y director de operaciones en la mayoría de los casos. Esto hace que la posición de un dirigente y gerente muchas veces se encuentra en la mano del jugador, y donde este ultimo tiene más poder de voto que la gerencia del equipo.

Sin embargo, que sucede con nosotros, en el caso de mi esposa y el mío propio, somos desarrolladores de software, somos hasta cierto punto (al igual que los deportista) la piedra angular de nuestras empresas. Pero el sueldo que percibimos, es posible que no sea la que quizás creamos que debemos recibir, ya que no recibimos la paga acorde a lo que le damos a la empresa.

Ahora, ¿porque sucede eso? Porque se reconoce el trabajo de un deportista, de un cantante, de un actor y no lo de personas como nosotros que aportamos tanto a las empresas. La conclusión a la que llegó mi esposa rápidamente es, cuando empleados como nosotros seamos la cara de la empresa, si vamos a ser reconocido como es debido, “mientras sigamos a espalda de los clientes, nunca obtendremos el verdadero beneficio que realmente deberíamos percibir”, a lo que estoy en total acuerdo con ella.

No hay comentarios: