viernes, 22 de abril de 2011

Finanzas personales y tarjetas de créditos

Durante el asueto de semana santa que se celebra en República Dominicana por las celebraciones de la pasión de Cristo (recordando el momento donde Jesús, por medio de la crucifixión, dio su vida por nuestra salvación), mi esposa me invitó a ver una película llamada "locas por las compras", que cuenta la historia de una joven que es compradora compulsiva, y que casi por error, logró conseguir un empleo en una empresa de finanzas, de las cuales era el peor ejemplo. No voy a cansarlos con la historia, ya que no es el fin de nuestro blog, pero les puedo decir que me inspiró para hablar sobre finanzas personales.

Hace 5 años estuve en un momento de crisis grave, tenía un trabajo que me tenía enfermo por la gran cantidad de horas que tenía que laborar, sobre 14 y 15 horas al día (aunque usted no lo crea), con 22 años había decidido cambiar de trabajo, con un sueldo muy por encima del mercado. Tomé la decisión de reducir mis gastos a solo un 30% de mi sueldo y me fui a trabajar por un 40% menos que lo que ganaba, el sueldo que pagaba el mercado para la labor que desempeñaba, ya que era imposible para mí conseguir a esa edad y con poca experiencia el sueldo que devengaba en mi empresa anterior.

Junto con el cambio de empleo vinieron la compra de un auto nuevo (ya que tenía uno asignado en mi anterior empleo). Junto a eso, me involucré en una maestría con una beca que me fue denegada en principio, por lo que tuve que cubrir los primeros 2 trimestre con mi sueldo (un 40% menos al que tenía como les había explicado anteriormente). Las cosas no terminaron ahí, mi padre fue cancelado de su empleo donde tenía 18 años laborando, dejando todos los gastos del hogar en mis manos y una enfermedad que padecía desde unos años atrás requería de una intervención quirúrgica.

Al principio, luchando por un aumento, con solo 5 meses en el nuevo empleo, y demostrando que valía la cantidad que solicitaba, conseguí un aumento de un 29%, todavía con un 11% y con 3 tarjetas de crédito al límite. Realmente, no sabía que hacer, estaba pasando por un momento muy difícil, ya no sabía como reducir gastos y gracias a Dios tuve respuesta para algunos de mis problemas y con la ayuda de aquel momento, de mi novia (hoy mi esposa) pude salir a camino, ahora le voy a explicar como lo hice.

1 - Lo primero es que me fue otorgada una beca de un 85% del total de los créditos de la colegiatura,  disminuyendo bastante mis gastos de la cuota universitaria.
2 - Otro cambio de empleo, con un 15% de aumento salarial, la otra empresa se encontraba casi en quiebra y con el dolor de mi alma, tuve que abandonar el barco, a pesar de lo que deseaba continuar en la empresa.
3 - Una entidad bancaria me ofreció un préstamo a seis meses con lo que saldé mis tarjetas de crédito y ayudé a mis padres a montar un negocio personal (una cafetería) que me ayudaba a tener menos gastos.
4 - Inicié a laborar como freelance en las noches desde mi hogar, que me sirvieron para culminar los pagos de mi auto, que me quedaban aún dos años de los tres del financiamiento.

Con esto le digo,el peor módelo de financiamiento a corto plazo, son las tarjetas de crédito, es recomendable no utilizar  más del 30% del sueldo neto en tarjetas de crédito y tratar de pagar dentro de los 22 días después del corte de la misma. Una buena técnica, es utilizar la tarjeta justo después del corte, con eso tendría 29 días hasta que llegue el siguiente corte + 22 días después (51 en total) para pagar su tarjeta.

Otra recomendación, es siempre tratar pagar el monto total al corte, de esta forma evitar pagar pago mínimo, ya que eso aumenta la mora de la misma y es un dinero que se va acumulando con un porcentaje bastante alto.

Es práctico financiar mediante préstamos personales en caso de ser necesario y si el mismo es mucho mayor a los ingresos que devengas en un momento dado. Tratar de no caer en el círculo de pagar una tarjeta de crédito con otra tarjeta, ya que eso es un error grave.

Es sumamente importante, no contar con más de 3 tarjetas de crédito, y que el balance de las mismas no sobrepasen los ingresos que percibe al mes. Así mismo, antes de incurrir en préstamos o cualquier adquisición de financiamiento, es de suma importancia que analice sus gastos fijos y variables que puedan surgir en cualquier momento dado (gastos en comida, estudios, alquiler, Internet y datos, telefonía, etc). Si su análisis arroja que sus gastos fijos y algunos variables sobrepasan el 80% de sus ingresos, debe sentarse a realinear sus gastos e ingresos, ya que un 20% de colchón financiero es poco, ya que se pueden presentar algunos inconvenientes como enfermedad, reparaciones de equipos electrónicos o mecánicos, etc.

Con este post me despido por hoy, esperando que sirva para que algunos de ustedes puedan mejorar sus ingresos, de la experiencia se aprende mucho, y puedo decirle que a mi me ha ayudado, pero no quiero que pasen por lo mismo para levantar sus cabezas.

2 comentarios:

curso finanzas dijo...

Muy buen aporte. Saber administrar las finanzas personales es fundamental hoy en día. Poder llevar a cabo el eficiente control de los ingresos y gastos económicos es una tarea vital a la hora de generar ahorros evitando deudas innecesarias.

Tarjetas de credito dijo...

Muy valioso este post que nos has regalado, a veces desconocemos tan importantes consejos tan prácticos y precisos para llevar en nuestras finanzas personales y tener exito financiero.