lunes, 8 de febrero de 2010

Cómo se originan los terremotos?

Los terremotos o seismo son movimientos de la corteza terrestre que ocurre con el roce de las placas tectónicas o por efectos de la acción de los volcanes. Donde se origina el terremoto se le conoce como hipocentro y donde se manifiesta de forma más fuerte se le llama epicentro. Cuando un terremoto ocurre en los océanos, se le conoce con el nombre de tsunami, que es cuando existe un desplazamiento de la tierra bajo el agua, formando grandes olas que pueden sobrepasar los 30 metros de altura.

Los terremotos son medidos en escalas de Richter, que representan la energía sísmica liberada en cada terremoto. Es una escala que crece en forma potencial o semilogarítmica, de manera que cada punto de aumento puede significar un aumento de energía diez o más veces mayor. Una magnitud 4 no es el doble de 2, sino que 100 veces mayor

El planeta tierra está conformado por grandes placas, conocidas como placas tectónicas, que se encuentran flotando sobre el centro de la tierra que se van deslizando junto al movimiento natural del planeta y presionándose unas a las otras. Este movimiento es el que provoca algunos roces entre las placas, ocacionando lo que llamamos terremotos. Pueden ver una imagen de las placas tectónicas que conforman el planeta. Además, estas no solo provocan los terremotos y erupción de los volcanes, también dan lugar a la formaciones de montañas y cordilleras, que surgen con los choques de placas continentales.


Existen dos grandes grupos de placas, las oceánicas y las continentales. Cuando dos placas oceánicas rozan originan los famosos tsunamis y si existen un choque entre una oceánica y una continental sirven para conformar volcanes, grietas, entre otras.

La República Dominicana, país donde resido, se encuentra en una placa llamada placa del Caribe, que es una de las más pequeña y que más presión recibe de las otras placas, lo que nos hace propenso a los grandes terremotos.

Gracias al Sr. Raudelis Suarez por las explicaciones de los terremotos.

No hay comentarios: